lunes, 9 de mayo de 2016

El hangeul (한글), el alfabeto más simple, eficaz y perfecto jamás creado

Hoy vengo a hablaros del Hangeul (한글), el cual como ya sabréis es el nombre del alfabeto coreano. Este alfabeto fue creado por el Gran Rey Sejong de la Dinastía Joseon (1397-1450) para acercar al pueblo la cultura y el estudio. Pero ¿Qué alfabeto se usaba hasta el momento? ¿Qué problemas tenía ese alfabeto que condujeron a Sejong a idear la creación de otro nuevo? ¿Quién creó realmente el alfabeto Hangeul? ¿Por qué digo en el título del post que es el alfabeto más simple, eficaz y perfecto jamás creado?
Respondamos todas estas preguntas una a una a continuación.

¿Qué alfabeto se usaba hasta el momento?

Hasta la implantación del alfabeto hangeul como sistema de escritura, en Corea se utilizaba el alfabeto chino, denominado hanja en Corea, kanji en Japón o hanzi en China. Es un alfabeto extremadamente complejo de tipo logográfico, esto quiere decir que cada sílaba es un símbolo que representa una palabra. Esto hace que para ser capaz de leer y escribir sea necesario aprender miles y miles de símbolos de memoria. Podéis imaginaros lo extremadamente difícil que era para la población común sin acceso a la educación o con apenas acceso a ella ser capaces de leer y escribir.

El uso de este alfabeto se explica por el interés de los países de la órbita cultural de China por asemejarse a este país, cuna de la cultura en Asia igual que en Europa lo fue la Antigua Grecia y el Imperio Romano, del cual adoptamos el alfabeto latino.

¿Qué problemas tenía ese alfabeto que condujeron a Sejong a idear la creación de otro nuevo?

Tal y como he dejado a relucir en la anterior respuesta, el alfabeto chino es extremadamente complejo y difícil de aprender. Incluso de adultos, muchos chinos no saben cómo leer ciertos símbolos poco habituales. Eso en pleno siglo XXI, con acceso a la información y la cultura por casi cualquier medio, imaginaos lo arduo que era para los coreanos del siglo XV, la mayoría de ellos pobres y humildes campesinos, aprenderlo. Era tan arduo que resultaba imposible para una cantidad inmensa de la población. En la Corea previa al Gran Rey Sejong, más del 90% de la población era analfabeta o a duras penas podía leer algunos símbolos chinos de la escritura. Tras la adopción del hangeul se consiguió reducir el analfabetismo a niveles bajísimos para la época, y por eso en Corea, incluso antes del desarrollismo, el analfabetismo ha sido siempre históricamente muy bajo, casi nulo.

Sejong El Grande tenía unos principios extremadamente confucianos. En el confucianismo, la educación y la cultura juegan un papel fundamental en la sociedad, y este objetivo jamás se lograría con una población incapaz de leer y escribir. Este hecho, y con el mero objetivo de acercar la cultura y la educación a las clases populares, movió a Sejong a ordenar la creación del alfabeto Hangeul, ya que por aquel entonces sólo las élites, como los nobles o la realeza, tenían acceso a un nivel cultural digno.

También, y este es el problema más técnico de todos, el alfabeto chino no se ajusta a las características del lenguaje coreano. El chino es una lengua aislante, esto quiere decir que las palabras prácticamente se componen de monosílabos o composiciones muy cortas. De ahí que cada símbolo signifique una palabra y derivado de este hecho se necesite aprender miles de símbolos para ser capaz de escribirlo y leerlo. 
Sin embargo, el coreano, al igual que el japonés, es una lengua aglutinante, esto quiere decir que se emplea enormemente la afijación, especialmente por sufijos, de modo que en coreano una misma raíz de una o dos sílabas puede generar una inmensa cantidad de palabras y formas verbales diferentes añadiendo sufijos y partículas, con lo que las palabras coreanas pueden llegar a ser larguísimas. Por tanto, esto hacía que el uso del alfabeto chino basado en la representación de una palabra por símbolo fuera extremadamente complejo de adaptar y se requirieran numerosos hanja para escribir las palabras en coreano, lo que hacía casi imposible para la gente normal controlar este sistema de escritura.

Como curiosidad, la palabra más larga en coreano es 청자양인각연당초상감모란문은구대접 (cheongjayangingagyeondangchosanggammoranmuneungudaejeop), que es un tipo de vasija de la Dinastía Goryeo. ¿Os imagináis la pesadilla que supondría escribir eso en caracteres hanja?

A día de hoy, los caracteres chinos son utilizados como sistema de escritura en Japón, con el nombre de kanji, junto con otros dos, el hiragana y el katakana. Esto es un gran problema para los japoneses ya que, como he dicho, al igual que el coreano el japonés es una lengua aglutinante, con lo que a día de hoy siguen usando un alfabeto inapropiado para su idioma.

¿Quién creó realmente el alfabeto Hangeul?

Se dice, y es parcialmente cierto, que el Hangeul lo creó el Rey Sejong. En realidad él lo ordenó crear  en secreto pero no lo ideó él, sino que lo hicieron los Eruditos de la Sala de Jade en 1443. El plan se mantuvo inicialmente en secreto por temor a la oposición de la nobleza y el resto de la élite coreana, que veía como una amenaza el que la población común tuviera acceso a la cultura y a la educación ya que eso les permitiría pensar por sí mismos y ser más críticos con las decisiones de estos, lo cual podría hacer peligrar de algún modo la influencia de estos sobre las vidas del pueblo.
Escrito en hangeul combinado con hanja

No fue hasta 1446 cuando el Rey Sejong promulgó el alfabeto Hangeul como el sistema de escritura oficial en Corea, desechando el hanja chino, aunque el Hangeul original se combinaba con caracteres hanja a la hora de escribir, especialmente si se trataba de textos formales. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX, tras la invasión del Imperio de Japón, cuando se decidió desterrar por completo el alfabeto hanja del uso normal en la escritura, y hoy por hoy solo es posible verlo escrito para nombrar apellidos o palabras muy importantes u honorables, así como nombres de empresas o de personas en un registro muy culto. Es tan infrecuente que muchos coreanos ni siquiera son capaces de leerlo ni muestran interés por ello.

¿Por qué digo en el título del post que es el alfabeto más simple, eficaz y perfecto jamás creado?

El alfabeto está compuesto de 21 vocales y 30 consonantes, entre simples, compuestas y de tipo diptongo. Para nosotros puede parecer mucho, pero cada fonema se ajusta de manera exquisita al idioma coreano. El coreano tiene un gran número de sonidos diferentes muy similares entre sí tanto en el caso de las vocales como de las consonantes. Algunas consonantes fueron ideadas pensando en la forma que hace la boca al pronunciarlas. También, para añadirle más fuerza a una consonante, basta con añadirle un palito.

Las vocales del alfabeto coreano están ideadas según el principio del yin y el yang, y se les asocia a uno o a otro según hacia qué dirección apunte cada letra. Por ejemplo, las letras ㅓ y ㅜ se asocian al yin, mientras que ㅏ y ㅗ se asocian al yang.
Además, el Hangeul no es un alfabeto logográfico como el chino, sino que cada sílaba está formada por letras exáctamente de la misma forma que lo hacemos nosotros, solo que en vez de escribirse de izquierda a derecha una detrás de otra las letras se agrupan en sílabas, de izquierda a derecha y de arriba a abajo, de modo que por ejemplo la palabra (hangeul) está compuesta por dos sílabas, 한 (han) y 글 (geul), y respectivamente esas sílabas tienen tres letras cada una, en este caso ㅎ (h/t),ㅏ (a), ㄴ (n),ㄱ (k/g), ㅡ (eu) y ㄹ (l/r). Fácil, ¿verdad?

El Gran Rey Sejong dijo: "Un hombre sabio podría aprender este sistema de escritura en una sola noche, un hombre estúpido necesitaría como mucho diez días".
Dicho esto, ¿por qué no te animas a demostrar cuán "sabio o estúpido" eres estudiando este alfabeto tan fácil?

Espero que os haya gustado la entrada. No olvidéis compartir en Twitter, Facebook o en cualquier red social para que otros también puedan saber más sobre el Hangeul.

jueves, 7 de enero de 2016

La 'Bomba H', una nueva página en la amenaza nuclear norcoreana

La televisión estatal norcoreana KCNA comunicando en
directo el éxito en una prueba de bomba termonuclear
Ayer el mundo se despertó con la noticia de que Corea del Norte había realizado sin previo aviso una prueba nuclear de una bomba de hidrógeno o bomba termonuclear en su recinto de pruebas nucleares habitual, situado cerca de la frontera con China. En esta entrada hablaré de cómo se desarrollaron los acontecimientos que han desencadenado esta nueva prueba nuclear, la cuarta que realiza el país comunista, así como los antecedentes y lo que puede suceder a partir de hoy en un análisis personal que no necesariamente puede ajustarse a la realidad.

Los antecedentes de la prueba nuclear del 6 de enero

Corea del Norte ha realizado tres pruebas nucleares desde que anunció que poseía armas nucleares en el año 2005. En ese tiempo, ha realizado ensayos nucleares de bombas atómicas convencionales en 2006, 2009 y 2013, siendo la prueba del 6 de enero de 2016 la más reciente de una serie de pruebas que, como se puede ver, guardan cierto orden cronológico.

Corea del Sur y del Norte habían logrado este año reducir sustancialmente las tensiones en la Península de Corea tras las reuniones de alto nivel celebradas para solucionar las tensiones derivadas del conflicto de las minas terrestres y todo lo que ello conllevó. Recordemos; Corea del Norte colocó en el paso de soldados de Corea del Sur unas minas de madera (para que fueran casi indetectables a los detectores de minas) a través de la última valla de separación fronteriza en la DMZ o Zona Desmilitarizada. Este ataque se saldó con dos soldados heridos de gravedad, ya que perdieron sus piernas. A este ataque, Corea del Sur respondió instalando altavoces en la parte sur de la frontera que emitían propaganda antinorcoreana en contra del régimen así como información exterior e incluso música surcoreana y programas de radio.

Momento en que Corea del Sur desplegaba más armamento
en la frontera tras el ataque de Corea del Norte a los altavoces
Debido a la instalación de estos altavoces, que se tomó como una provocación por Corea del Norte, el régimen comunista atacó el día 20 de agosto una instalación de altavoces del Sur con proyectiles, de modo que se convirtió en el primer ataque norcoreano sobre suelo surcoreano desde el año 2010 en una escalada repentina de la tensión violenta sin precedentes en Corea. Ataque que, por cierto, tuvo lugar mientras yo estaba visitando la frontera intercoreana, y pude ver el despliegue de tanques y carros de combate desde la base militar en la que me encontraba.

Tras este ataque, ambas Coreas "solucionaron" sus diferencias con una larga reunión, en la que se establecieron varios puntos entre los que se incluía una nueva reunión de mayor nivel. Esta nueva reunión culminó con un acuerdo para rebajar las tensiones que incluyó una ronda de reuniones de familias separadas por la guerra.

Tras todo esto, la tensión no ha hecho más que disminuir. Hasta el día 6 de enero de 2016, que sin previo aviso Corea del Norte hace estallar una bomba termonuclear.

La prueba nuclear

Lugar del terremoto causado por la prueba nuclear
El 6 de enero a las 10 AM se detectó tanto por sismógrafos surcoreanos como chinos un terremoto de 5,1 grados muy próximo al recinto de pruebas nucleares de Corea del Norte. En ese preciso instante se levantaron todas las alarmas en la región y Corea del Sur convocó una reunión de emergencia para analizar la situación.
Poco después, Corea del Norte informa de que realizará un comunicado oficial a las 12 PM hora de Pyongyang, 12:30 PM hora de Corea del Sur. En este comunicado, la mujer del telediario norcoreano comunicó con gran regocijo y orgullo que Corea del Norte había probado exitosamente una bomba de hidrógeno o termonuclear, una de las armas más potentes que conoce la humanidad.

Tras el anuncio, todos los temores a una nueva escalada de tensión y violencia en Corea se han disparado, aunque esto afecta más a la geopolítica y a la estrategia bélica que a la vida diaria de los surcoreanos.

¿Qué ocurrirá después de la prueba nuclear?

Después de esta prueba nuclear no se esperan grandes cambios en la actitud de Corea del Sur hacia Corea del Norte en relación con las medidas que ha adoptado el Sur tras las otras tres pruebas nucleares norcoreanas, pero sí en la postura de China.

China, principal respaldo político y económico del régimen de Pyongyang, cada vez está más lejos de Corea del Norte y más cerca de Corea del Sur. Tras el salto de China al Capitalismo de Estado en los años 80, los intereses de China en la región están mucho más cerca de Corea del Sur que de Corea del Norte, aunque a China le conviene mantener al régimen de Pyongyang en pie como cortafuegos contra Corea del Sur, ya que Corea del Sur es aliado fundamental de la OTAN y de Estados Unidos, y a China no le interesa hacer frontera con un país de estas características en una hipotética Corea reunificada bajo el sistema actual del Sur.

Sin embargo China está ya cansada de la actitud desafiante de Corea del Norte y en especial de Kim Jong Un, que no hace caso a China a pesar de ser los que les mantienen. Las relaciones entre ambos son cada vez más frías y se puede decir que el respaldo político se ha reducido a bloquear resoluciones en la ONU contra Corea del Norte haciendo uso del derecho a veto chino, pero no existe ya respaldo político de otra índole. Sin embargo sí económico. Sin China, Corea del Norte simplemente no se sostendría. Esta nueva prueba nuclear sin duda va a alejar aun más de Corea del Norte a una ya harta China y les acercará a Corea del Sur, país con quien cada vez tienen más lazos de cooperación política, económica y militar, impensables hace un par de décadas.

Por su parte, Corea del Sur ha anunciado que a partir de mañana día 8 de enero de 2016 volverá a emitir propaganda antinorcoreana a través de altavoces instalados en la frontera, tal y como hizo tras el ataque con minas en agosto que he comentado con anterioridad y que terminó con un nefasto ataque norcoreano contra dichos altavoces.
Está por ver si esta vez se atreven a atacar los altavoces de nuevo, yo opino que no llegará "la sangre al río".

Por su parte Estados Unidos promoverá junto con Corea del Sur nuevas sanciones económicas a Corea del Norte en la ONU, que se espera que sean también vetadas por China (¿O quizá esta vez ya no?). Corea del Sur ha pedido a China que se unan a ellos en las acciones a tomar contra el Norte por esta prueba nuclear que amenaza la estabilidad política y militar de toda la región.

Sea como sea, la vida en Corea del Sur para los ciudadanos comunes sigue siendo igual que ayer y que hace una semana. Normal. La gente hace su vida, va a trabajar normalmente, sale a beber y a comer con sus colegas y está inmersa en su mundo virtual mientras viaja en metro.
El sentir general de los surcoreanos al escuchar una noticia como la de una nueva prueba nuclear es... "¿otra vez están igual?". Los medios occidentales magnifican y desvirtúan la realidad cotidiana en Corea del Sur como si el estado de la gente fuera de máxima tensión, cuando en realidad todo sigue igual. De la misma forma que los japoneses han aprendido a convivir con la amenaza de los terremotos desde pequeños porque es lo que siempre han conocido, los surcoreanos han aprendido a convivir con la amenaza de Corea del Norte porque también es lo que han conocido y lo que les ha tocado vivir.

Espero que os haya resultado interesante la entrada y os haya aportado información útil sobre la situación en Corea y la región tras la prueba nuclear.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Los tres sistemas de alquiler y propiedad de viviendas en Corea: Weolse, Jeonse y Maemae

Teniendo en cuenta la buena aceptación que ha tenido la entrada de hace unos días sobre los cuatro tipos de viviendas más comunes en Corea del Sur de acuerdo a las estadísticas, considero que posiblemente os resulte útil también conocer los tres regímenes en los cuales se puede habitar una vivienda. Estas tres formas de adquirir una vivienda se denominan weolse (equivalente a alquiler), jeonse y maemae (en propiedad).

A continuación paso a explicar cada uno de ellos. Si vives en Corea es posible que ya los conozcas bien, pero si estás a punto de mudarte o quieres hacerlo es posible que esta entrada te sirva para decidir qué sistema es más ventajoso en relación a tu situación económica y tus necesidades.

Weolse

Bloque de apartamentos en el distrito
de Gangseo-gu, en Seúl
El sistema weolse es el que podríamos entender como alquiler. El inquilino paga un depósito o fianza inicial y una renta mensual bajo un contrato que se renueva como mucho cada dos años.

Sin embargo, en Corea casi todos los alquileres tienen la peculiaridad de que los depósitos son muy altos. Hay que dejar mucho dinero al propietario a la hora de firmar el contrato y ello redunda en un beneficio para ambas partes, tanto para el arrendatario como para el arrendador. El depósito suele rondar entre los 8.000 y los 15.000 euros. Por un lado, el propietario puede invertir ese dinero en acciones o en lo que desee, o depositarlo en una cuenta y aprovecharse de los intereses. Ello permite al propietario ofrecer una mensualidad más baja al inquilino ya que le está sacando beneficio por otro lado al dinero de tu fianza, por eso, cuanto mayor es el depósito que acuerdas pagar, menor es la renta mensual.

Para el inquilino también es ventajoso precisamente porque con este sistema se puede rebajar bastante la renta mensual que se paga, con lo que es menos dinero el que "se pierde" al mes. Al finalizar el contrato, que puede tener una duración máxima de dos años antes de renovarlo, el propietario está obligado a entregar al inquilino la suma de dinero íntegra que depositó como depósito en el caso de que este se quiera ir de la vivienda.

Jeonse

Edificios de apartamentos junto al Memorial de
la Guerra de Yongsan, Seúl
Esta forma de habitar una vivienda es única de Corea del Sur. Consta básicamente de un contrato por el cual el inquilino paga un depósito o fianza que suele rondar entre el 60 y el 80 por ciento de lo que costaría adquirir la vivienda en propiedad, con lo que es una operación inmobiliaria similar a la compra en cuanto a cuantía de dinero.

El inquilino tras depositar esta suma de dinero puede habitar la vivienda un máximo de dos años, en ese momento por ley es necesario renovar el contrato. No se paga ningún tipo de renta mensual, del mismo modo que si la vivienda fuera tuya, pero como casi nadie tiene una suma de dinero tan grande ahorrada la gente suele pedir un crédito bancario para pagar el depósito, de modo que lo que sí que se tiene que pagar mes a mes es la letra del préstamo.

Por su parte, el propietario suele también usar este dinero para invertirlo o tenerlo en una cuenta que genere intereses, y de este modo se saca un beneficio económico considerable que sustituye al que se sacaría si el inquilino pagara una renta mes a mes. Incluso es mayor el beneficio que el propietario obtiene con este sistema de lo que ganaría si el inquilino pagase una mensualidad.

Al finalizar el contrato, si el inquilino decide irse, el propietario está obligado a devolver toda la suma de dinero que el inquilino dejó como fianza, que suele ser siempre superior a 120.000 euros en el caso de un apartamento en Seúl y su cuantía mayor o menor varía dependiendo tanto del tipo de vivienda, el tamaño, la localización... y en definitiva a todos aquellos condicionantes típicos.

Maemae

Bloques de apartamentos en el distrito de Noweon-gu, en Seúl
Maemae se podría traducir como "régimen de compra-venta" o, en definitiva, propiedad. Evidentemente esta forma de habitar en una vivienda es igual en todos los países porque consiste básicamente en comprarla.

En Corea, y especialmente en Seúl, la vivienda está muy cara, y la gente suele optar como mucho por el sistema jeonse, aunque también hay gente que decide comprarla en propiedad. Para ello normalmente hay que firmar una hipoteca bancaria porque casi nadie tiene este dinero ahorrado. Luego, va pagando mes a mes la hipoteca como se haría en cualquier país del mundo, con lo que este sistema no tiene ninguna peculiaridad reseñable.

Hablemos de números

Rascacielos de apartamentos de Marine City, en Busan

Después de conocer cada uno de los sistemas, ahora es el momento de tomar como ejemplo un caso real para que cada uno decida qué sistema le conviene de acuerdo a sus necesidades o su situación económica.

Para ello, tomaremos como ejemplo el caso real de un mismo apartamento de 60 metros cuadrados habitables, un tamaño bastante normal en Corea que no es ni grande ni pequeño, en un distrito que no está en el centro de Seúl pero está cerca. Los datos son reales ya que son precios que actualmente están siendo ofertados por una inmobiliaria.

Weolse

Con el sistema weolse, se paga un depósito o fianza y una renta. La renta es menor cuanto mayor es el depósito. Teniendo esto en cuenta, los precios a pagar serían los siguientes:
  • Depósito de 3.900€ / Renta mensual de 780€
  • Depósito de 14.000€ / Renta mensual de 311€
  • Depósito de 17.900€ / Renta mensual de 233€
Beneficios: 
- No se requiere tener una gran suma de dinero para poder habitar una vivienda.

Inconvenientes: 
-Se paga una renta mensual y ese dinero mes a mes se pierde, como en cualquier alquiler.

Jeonse
  • Depósito de 241.000€ que se devuelve íntegro al finalizar el contrato
Beneficios: 
- No se paga una renta mensual. 
- Se recupera la totalidad del dinero de la fianza al finalizar el contrato y dejar la vivienda.
- Al finalizar el contrato, como el dinero es devuelto, se puede liquidar el préstamo bancario devolviendo el dinero al banco si no se desea alquilar otra vivienda por sistema jeonse y no se necesita ese dinero.

Inconvenientes: 
- Se necesita una gran suma de dinero para lo cual suele ser necesario pedir un préstamo bancario. 
- Se pierde el equivalente al incremento de la inflación. Es decir, si la inflación es del 3% anual y tu contrato dura dos años, esos 241.000€ que depositaste a la hora de firmar el contrato dos años después valdrán un 6% menos ya que el nivel de vida ha aumentado. Por tanto se perdería en este caso 14.460€ de poder adquisitivo en dos años, que son 7.230€ al año, lo que equivaldría a haber pagado un alquiler mensual de 600€. Cuanto menor sea la inflación del país, menor poder adquisitivo se pierde y más beneficioso es este sistema.

Maemae
  • El precio en propiedad del apartamento tomado como ejemplo es de 280.000€.
Beneficios:
- Se trata de una vivienda en propiedad con lo cual es tuya y tienes plenos derechos sobre su uso.
- Puede ser alquilada a un inquilino si se desea.

Inconvenientes:
- Como casi nadie tiene ese dinero ahorrado, es necesario pedir un crédito hipotecario que se va pagando mes a mes y con el cual estás comprometido hasta que se pague en su totalidad.

Espero que os haga gustado la entrada y, sobre todo, que os haya ayudado u os haya resultado útil e interesante.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Los cuatro tipos de viviendas más comunes en Corea

Hoy voy a hablar de los cuatro tipos de viviendas más comunes en Corea. Os voy a explicar algunas de sus características y las peculiaridades de unas y de otras. Igual, si estáis pensando en mudaros a Corea y estáis buscando un alojamiento, esto os ayuda algo. Espero que sí.

Si te interesa conocer las formas de habitar una vivienda que hay en Corea y sus peculiaridades te aconsejo que visites la entrada acerca de los sistemas de alquiler y propiedad en Corea.

Bueno, pues empecemos.

Las "villas"

Ejemplo de "villa" en una calle cualquiera de Seúl
Las villas son un tipo de construcción que suele tener entre dos y cuatro plantas y son exclusivamente residenciales, es decir, no hay ningún otro tipo de uso como puede ser el comercial en estos edificios. Este es el tipo de construcción para viviendas más antiguas de la Corea contemporánea, evidentemente obviando las casas hanok tradicionales. De hecho, la mayoría ni siquiera tienen ascensor.

La mayor parte del territorio de las ciudades surcoreanas está ocupado por este tipo de construcciones. Suelen disponerse formando calles rectilíneas y estrechas donde aparcar los coches suele ser un problema muy grande. Las villas más recientes tienen la planta baja "hueca" para usarla como garaje, siendo habitables los pisos superiores. En las villas más antiguas esto es mucho más raro ya que cuando se construyeron en Corea no había tantos coches ni tanta gente podía permitirse tener uno.

Las villas se disponen siempre en edificios exentos es decir, no adosados, con separación respecto al siguiente, pero muy juntos, formando una red de callejones normalmente sinuosa y oscura, aunque no suele suponer un problema de seguridad porque Corea es un país muy seguro. Estas zonas residenciales suelen estar menos cuidadas y ser más caóticas.

Este tipo de vivienda está en declive, ya que barrios enteros de villas de este tipo están siendo comprados por las grandes empresas constructoras para construir torres de apartamentos, multiplicando la densidad de población de las ciudades. Por tanto, este tipo de construcción parece condenada a desaparecer o convertirse en residual en unos cuantos años.

Los "apartamentos"

Urbanización de apartamentos, con sus altas torres y sus
amplios espacios verdes
En España entendemos por apartamento un piso pequeño, pero en Corea los apartamentos son las viviendas que se encuentran en bloques de edificios normalmente muy altos y todos iguales. Sería el equivalente a un piso. Pueden ser pequeños o grandes, lo normal es que oscilen entre los 60 y los 120 metros cuadrados habitables, aunque hay apartamentos de más de 300 metros cuadrados, estos son mucho más raros y además extremadamente caros. Los bloques de apartamentos rara vez tienen menos de 15 plantas y en muchos casos superan las 30 plantas.

Los apartamentos también se encuentran en edificios de uso único residencial, aunque en algunos apartamentos modernos hay zonas comerciales en los bajos o en zonas próximas a los bloques dentro de la propia urbanización. Los apartamentos cuentan casi todos con control de acceso, es decir, son recintos privados, y con guardia de seguridad. Algunos también cuentan con CCTV con lo que se consideran la forma más segura de vivir a un precio razonable.

En este tipo de vivienda es donde vive la inmensa mayoría de los surcoreanos, y es el tipo de vivienda que más se ha extendido y que más se construye. Genera un paisaje a veces aburrido porque cada urbanización suele constar de 10 o más edificios iguales muy altos. Esto se hace para ahorrar costes, ya que utilizan los mismos planos arquitectónicos para los edificios y por tanto no hay que diseñar y hacer estudios individualizados como suele hacerse en España y en la mayoría de países. Sería básicamente el "copia y pega" de la construcción.

Los "officetel"

Ejemplo de officetel con sus bajos comerciales y viviendas
El nombre proviene de una composición lingüística entre "office" (oficina) y "hotel". Este tipo de viviendas se encuentran en edificios de uso mixto. Los edificios de uso mixto aun son raros de ver en Corea del Sur ya que las ciudades siempre han estado planificadas de forma que un determinado área sea para usos comerciales, otro para usos de oficina, otro para usos residenciales y otro para equipamientos y zonas verdes y recreativas. 

Los officetel llegaron en los años 80 con una liberalización de las regulaciones de los usos del suelo y desde que comenzó el nuevo milenio no han parado de ganar popularidad. En los bajos de estos edificios hay bajos comerciales que son normalmente cafeterías, restaurantes o tiendas de conveniencia, aunque a veces también hay tiendas. Por lo tanto estos edificios suelen ser menos tranquilos que los apartamentos pero con más servicios cerca. Además, normalmente se encuentran situados en calles principales o de cierta relevancia y es muy fácil verlos cerca de estaciones de metro.

Este tipo de vivienda es normalmente bastante pequeña. Oscilan entre los 25 y los 60 metros cuadrados habitables y es lo más común para una sola persona. Suelen ser más baratos que los apartamentos, evidentemente por su tamaño más reducido, y por encontrarse en vías principales menos tranquilas, no disponer de espacios verdes, recinto privado ni seguridad. En los officetel es donde suelen alojar  a los profesores extranjeros los programas de enseñanza de idiomas y las academias.

Los "chalés"

Ejemplo de chalé de diseño en una zona rica de Seúl
Es bastante extraño encontrar chalés en Corea, especialmente fuera de las zonas más ricas. Corea del Sur es uno de los países del mundo con mayor densidad de población y por su relieve montañoso el suelo no abunda y es muy caro. Poder tener un chalé, especialmente si tiene algo de jardín, es un lujo al alcance de muy pocos.

En los chalés es donde viven los ricos. Es posible verlos en algunas zonas residenciales ricas de las principales ciudades surcoreanas, siendo Seúl donde más hay porque es donde más actividad económica hay de toda Corea.
Cuesta mucho encontrar chalés por menos de un millón de euros. Es caro mantenerlos y además son grandes, en comparación con el tamaño medio de las viviendas en Corea del Sur.

Así que no desesperes, no creo que podamos vivir nunca en un chalé en Corea del Sur pero al menos intentemos luchar por ello :)

Y esto es todo, espero que os haya gustado esta entrada y, sobre todo, que os haya resultado útil.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Gyeongbokgung de noche, un lugar muy especial

Los palacios coreanos son bonitos siempre, pero de noche tienen una magia especial que no tienen de día. Parte de esta magia radica en el hecho de que se abren de noche muy pocas noches al año, y conseguir entradas es complicado. Las entradas se venden por internet y vuelan en cuestión de minutos. Y las entradas disponibles en taquilla son limitadas. Sin embargo el precio de la entrada es bien barato, 3000, que al cambio en euros son unos 2,25€, vamos, algo simbólico.

Entrada nocturna al palacio Gyeongbokgung

Una pequeña introducción histórica

Puerta Gwanghwamun con su estructura de madera destruida
Gyeongbokgung es el palacio más grande de Corea y fue también una víctima más de la triste historia de Corea, que sufrió varias invasiones japonesas y una gran guerra moderna. Fue construido por orden del Rey Taejo, el primer rey de la Dinastía Joseon, en el año 1395, con motivo del traslado de la capital de Corea desde Kaeseong (actual Corea del Norte) a Seúl, entonces llamado Hanseong. Sirvió como residencia principal de los reyes coreanos de la Dinastía Joseon desde su construcción hasta la batalla de Imjin, en el marco de las invasiones japonesas a Corea del siglo XVI (1592-1598), momento en el que fue destruido por un fuego y abandonado durante tres siglos. Durante este periodo y tras la victoria de Corea sobre Japón con ayuda de Ming (China), la residencia real se trasladó al palacio Changdeokgung.
Tres siglos más tarde, durante la regencia de Daewongun, el palacio fue reconstruido y restaurado y sirvió de residencia real de nuevo desde entonces hasta la caída de la monarquía coreana a manos del Imperio de Japón en 1910.

Durante la colonización japonesa en Corea, los japoneses destruyeron varios edificios del palacio ya que no tenían ningún tipo de aprecio ni valoración por el patrimonio histórico de Corea. Además de esto, como resultado de la Guerra de Corea (1950-1953), las estructuras de madera fueron de nuevo destruidas. Tras la guerra, paulatinamente se fue recuperando este importante patrimonio mediante un plan integral de restauración.

De noche, otra forma muy distinta de disfrutar de la magia


Puerta Gwanghwamun protegida con un haechi de piedra
Al anochecer, cuando las luces del palacio se encienden, aparecen colores y sombras que no se pueden ver con la luz solar. La iluminación, estudiada y más indirecta que la luz solar, permite resaltar hasta el último detalle de las trabajadas pinturas sobre la madera, y los reflejos en el agua del pabellón Gyeonghoeru parece que duplican al edificio de forma increíble.

La "magia" se palpa desde la mismísima entrada, y va incrementándose a medida que se visita. Es inevitable para cualquier visitante no abrir la boca de asombro en algún momento, puesto que las imágenes que deja el palacio son de tal belleza que parece complicado hacerse a la idea de que estás frente a frente con ello. Me atrevería a decir que es de lo más bonito que he visto en mi vida.


Detalles de pintura en la parte de madera del edificio Geunjeongjeon



Un haechi protector en el interior del palacio
Los haechis protectores parece que cobran vida con la iluminación indirecta desde abajo. Estos animales legendarios son una especie de león con escamas y se encuentran en todos aquellos lugares importantes. Su "misión" es la de proteger el lugar que guardan frente a los desastres naturales, y hacer guardar la ley y el orden entre la población.
Hoy en día el haechi ha sido elevado a símbolo de Seúl, y es posible verlos dibujados en bastantes lugares, los más evidentes son los taxis, que con un llamativo color naranja que aporta color al negro-blanco-gris tráfico rodado han pasado a denominarse taxis haechi con la intención de convertirlos en un símbolo, igual que lo son los taxis amarillos de Nueva York.


Geunjeongjeon (근정전), el edificio del salón del trono
Avanzando un poco más hacia el fondo se puede ver el edificio principal del palacio, denominado Geunjeongjeon (근정전), que es el salón del trono, donde se llevaban a cabo las funciones de Estado más importantes. Para llegar a él hay que atravesar por lo menos tres puertas: Gwanghwamun (puerta principal), Heungnyemun y Geunjeongmun. Esto se debe a que los espacios en el palacio están jerarquizados, y no todo el mundo tenía acceso a cada uno de ellos. Cada espacio tiene su propio patio y alrededor está la construcción. 

En el interior de Geunjeongjeon se encuentra el trono del rey. En este lugar se realizaban las audiencias y era el punto de mayor autoridad del palacio y el centro de poder de Corea.

Trono real del palacio
El pabellón Gyeonghoeru es uno de los lugares favoritos de los visitantes cuando visitan el palacio Gyeongbokgung. Es el único lugar del palacio junto con Hyangweonjeong donde el agua cobra especial protagonismo. El pabellón se encuentra enclavado en un pequeño lago artificial cuadrado y se accede a él mediante tres puentecitos en la fachada Este.

Pabellón Gyeonghoeru con los reflejos del agua
Una pequeña islita con árboles denominada Gyeonghoeji, también iluminada, le da a Gyeonghoeru un toque aun más mágico, con unos reflejos impresionantes en el agua que solo se pueden apreciar bien durante la noche.

Sin lugar a dudas, una visita muy especial y llena de sorpresas. Un verdadero regalo para la vista. Recordad que se pueden ver en grande las fotos pinchando sobre ellas.
Os dejo otras dos fotos aquí debajo de dos puertas diferentes en el interior del palacio.

Puerta Heungnyemun (흥례문)
Detalles de la puerta Geunjeongmun
Si te ha gustado esta entrada compártela, no cuesta nada y ayudas mucho al blog.